VIGIA NM247

Contactar

SISTEMA AUTÓNOMO PARA TRAILERS, REMOLQUES y SEMIRREMOLQUES

El calibrador VIGIA es un sistema que mantiene en forma constante y automática la presión predeterminada de los neumáticos.
Ante cualquier disminución en la presión, incluso en caso de un pinchazo, el dispositivo avisa al conductor y activa de forma automática el proceso de inflado.

El equipo NM247 es un sistema interno con elevador de presión de aire, exclusivo para trailers, remolques y semirremolques, que funciona de forma autónoma sin necesidad de electricidad. Gracias a un diseño revolucionario, el equipo es capaz de autoalimentarse para hacer funcionar sus válvulas y transmitir la corriente eléctrica necesaria para el funcionamiento de una alarma led, sin necesidad de conectarlo a módulos ABS o EBS.

El equipo controla los neumáticos y avisa al conductor con una señal luminosa que informa de la gravedad de la anomalía. VIGIA NM247 controla la presión de los neumáticos y, en caso de avería, activa una señal luminosa led que avisa al conductor de su presencia y gravedad. El dispositivo envía aire a los neumáticos a través de una tubería especial instalada en el interior del eje. La tecnología VIGIA ofrece el equipamiento idóneo para los vehículos pesados: control al 100% de sus neumáticos, 100% de seguridad y 100% de autonomía.

ventajas


Mayor durabilidad: aumenta la vida útil de los neumáticos en hasta un 20%.
Seguridad: la correcta calibración disminuye el riesgo de accidentes ofreciendo protección adicional a personas y mercancías.
Puntualidad: ante un pinchazo, el sistema mantiene la presión del neumático hasta llegar al lugar más cercano para su reparación.
Menor consumo de combustible: rodar con la presión adecuada en los neumáticos, evita el exceso de consumo de combustible.
Protege la carcasa del neumático: optimiza el recauchutado.

Más ventajas


Eficiencia: una vez que se determina en frío la presión a utilizar, según los parámetros recomendados, el sistema detecta cualquier disminución y de forma automática recupera y mantiene la presión original.
Doble control de seguridad: en caso de pérdida de aire extrema, un dispositivo especial anula el proceso de inflado y garantiza el normal funcionamiento de frenos y suspensión.
Aire de calidad: el aire que se envía a los neumáticos proviene de un depósito auxiliar y pasa por un filtro que absorbe las impurezas.